Iniciación al huerto urbano I. Razones para iniciarse, acceso a la tierra, y 10 consejos básicos

Posted on Actualizado enn

Iniciación al huerto urbano I

Si quieres ser feliz una hora, emborráchate.
Si quieres ser feliz un día, mata un cerdo
Si quieres ser feliz una semana, haz un viaje.
Si quieres ser feliz un año, cásate.
Si quieres ser feliz toda la vida, ten un huerto.
-proverbio chino

En esta serie de efile4771280701846ntradas tituladas iniciación al huerto urbano, intentaremos explicar los pasos y conocimientos básicos para conocer rápidamente el mundo de las plantas y su cultivo en diversos lugares. En este primero explicaremos las razones por las que iniciarse en un huerto urbano, las posibilidades de acceso a la “tierra”, y 10 consejos básicos de iniciación.

Somos muchos los urbanitas a los que nos gusta la naturaleza y ver nuestras ciudades más sostenibles y construidas por y para el ciudadano y su bienestar.
En las ciudades cada vez más restaurantes quieren producto cercano y de calidad (movimientos como SlowFood lo hacen posible), los consumidores conocer a los agricultores, y estos a los que se van a comer su cosecha, y todos contentos porque el empleo se queda en casa, y contribuimos a la sostenibilidad del planeta. Aquí y allá florecen iniciativas de agricultura urbana, en todas sus facetas: huerto escolar, vecinales, periurbanos…y mucha gente se anima con terrazas y balcones llenos de plantas. La reconquista de la ciudad está en todas partes.

foto de brooklyn grange
foto de brooklyn grange


Las razones que pueden llevar a la gente pueden ser inagotables, nosotros vamos a poner unas pocas;
• Hacer un huerto en el balcón llena de vida, luz y color, y siempre será una fuente gratificante y enriquecedora de experiencias.
• Es divertido y nos permite crear un pequeño espacio verde propio.
• Es una actividad creativa, pruebas nuevas plantas y variedades, recipientes…Nunca sale igual, hay innumerables factores y siempre algo nuevo que probar.
• Nunca se sabe bastante y es un aprendizaje continuo.
• Tienes ilusión.
• El tiempo que se dedica a observarlo es una actividad relajante y disminuye el estrés.
• Nos permite disfrutar de un producto que sabemos como se ha ido produciendo.
• Podemos disfrutar de la cosecha en su punto óptimo de maduración y consumirlas en pocos minutos. El sabor es completamente diferente del que estamos acostumbrados.
Una vez que nos animamos a ello, supongo que todos empezamos igual; ponemos un tiesto en la ventana, una jardinera en el balcón…. Aquí podemos plantar aromáticas, algún tomate o un par de pimientos. Si tenemos suerte de tener terraza, podemos hacer o conseguir recipientes con mayor capacidad y poder producir una cantidad más significativa.
Si este comienzo lo único que hace es aumentar las ganas de cultivar y poder disfrutar de un huerto, tenemos varias opciones a nuestro alcance para

acceder a un pedazo de tierra

foto: Código288

Huerto urbano/huerto vecinal
Infórmate si en tu ciudad el ayuntamiento, asociación vecinal o particular ofrecen este servicio. En muchas hay que tener paciencia pues hay una larga lista de espera.
Si no existiera esta opción puedes tratar de crearla preguntándole al ayuntamiento por alguna parcela pública en desuso y plantear la posibilidad de crear un huerto urbano con ciudadanos interesados. Seguro que hay mucha gente tan interesada como tú. Hay muchisimas iniciativas que os pueden servir de ayuda para comenzar, como por ejemplo; Zabalortu en Vitoria-Gasteiz , las huertas del parque de Miraflores en Sevilla , pausah/Platarforma por la agricultura urbana y social en Alcalá de Henares.
Otra opción son las:
Parcela abandonadas
Existen muchas parcelas abandonadas alrededor de las ciudades, donde sus dueños no tienen tiempo para trabajar, no les interesa o no les es rentable. Cuando encuentres la parcela que crees que reúne las condiciones para tus propósitos, investiga, busca a sus dueños y proponles el usufructo por un tiempo. Puede ser un módico alquiler o simplemente por parte de la cosecha (hay innumerables formulas).
Otra opción es contactar con gente que tenga un terreno por medio de internet, hay paginas como Huertos compartidos que pone en contacto a hortelanos con propietarios de terrenos. También esta la opción de anunciar tu demanda en internet y en diarios locales  . Puedes poner algo así:
“busco cesión temporal de terreno para cultivar huerto, condiciones a convenir”
Si ninguna de estas opciones han dado sus frutos, podemos okupar terrenos en zonas muertas, zonas de caos urbanísticos, cerca de vías férreas….Mucha gente cultiva terrenos de los que no hay forma de encontrar a sus dueños durante años sin ningún problema. Pero tenemos que tener claro que si esta es nuestra opción, tenemos que tomarlo con filosofía pues lo podemos perder todo de la noche a la mañana.
Por fin ya disponemos de un lugar para convertirlo en tu huerto/jardín. Sea cual sea la opción elegida, vamos a dar

10 consejos básicos para hacer un huerto urbano;

1. Buscar el lugar más soleado.
La luz del sol es la energía que utilizan las plantas para crecer y desarrollarse. Cuanta más luz del sol reciba, más posibilidades de producción y crecimiento tendrá el huerto.
2. Utiliza recipientes grandes.
El recipiente ideal es el suelo, pero si no tenemos acceso a la tierra, los recipientes grandes te permitirán cultivar mayor variedad de hortalizas.
3. Si cultivas en recipientes (maceto-huerto), utiliza tierra vegetal, sustrato de cultivo o compost. La tierra del campo no es adecuada para cultivar en tiestos.
4. Cultiva hortalizas propias de cada temporada. Funcionará mejor y tendrá más éxito.
5. Combina hortalizas diferentes. Para aprovechar mejor el espacio y reducir el riesgo de enfermedades en el huerto. También hortalizas de diferentes tamaños y variedades, crearas más diversidad y tendrás mas posibilidades de éxito.
6. Comprueba a menudo si hace falta regar. En épocas de lluvia y clima templado, puede que no necesites regar durante bastante tiempo, pero en pleno verano tendrás que regarlo casi cada día. Es el trabajo que te ocupará más horas, y es fundamental para el crecimiento de las plantas.
7. Añade abono orgánico ecológico al huerto tres o cuatro veces al año, en las dosis adecuadas, el exceso de abono es tan perjudicial como no abonar.
8. Cosecha cuando la hortaliza esté en su punto de maduración y no tardes mucho en comerlas. Descubrirás el verdadero sabor de las hortalizas y plantas.
9. Aprende a observar plantas. Cuando las plantas tiene problemas de algún tipo, falta de abono o agua…nos lo indican por el color de las hojas, el tamaño de los brotes, el aspecto en general….
10. Sé previsor y ten paciencia. Los cultivos se tiene que preparar y planificar antes de la temporada de plantar o sembrar.

Referencias

Revista esPosible45

Libro El huerto famiar ecológico Mariano Bueno

Libro El Huerto Urbano Josep M.Vallès

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s